Río levantará murallas en las carreteras contra las balas perdidas de los ‘narcos’

por José Vergara González

AUTOR: Ramy Wurgaft – El Mundo – 15/10/2009

La 'cidade maravilhosa' fue elegida como sede de los Juegos Olímpicos del 2016 y su alcalde, Eduardo Paes, no quiere que nada estropee la fiesta. Uno de los retos más serios tiene que ver con la seguridad de las decenas de miles de turistas que acudirán a presenciar el espectáculo. Y muy en particular con el desplazamiento de esos visitantes desde y hacia los aeropuertos de Río de Janeiro.

En los últimos cinco años, al menos 16 viajeros han muerto a consecuencia del intercambio de disparos entre las bandas de narcotraficantes que se disputan el control del mercado.

No es que los 'narcos' abran fuego contra los automovilistas; son las balas perdidas las que a veces los alcanzan. Para evitar esos riesgos, el alcalde dispuso que se construyan murallas en los tramos más peligrosos de la Vía Amarilla, la Vía Roja y la Avenida Brasil.

El alcalde informó de que las estructuras fueron diseñadas para proteger a quienes viven al costado de las autopistas, del ruido que producen los vehículos. Pero el empleo de módulos de tres metros de altura hechos de concreto y acero, reforzado con policarbonato, delata cuál es la principal función que se persigue.

Arte y hormigón
Para que los visitantes no tengan la sensación de que ingresan a una ciudad fortificada, el Ayuntamiento ha pedido a los artistas que cubran la desnudez del concreto con sus pinturas y al pie de las murallas crecerán flores y arbustos.

Es probable que los ingenieros que elaboren el proyecto sean los mismos que a comienzos de 2009 planificaron los muros que rodean a la favela de Dona Marta, en el cerro Corcovado, uno de los hitos más conocidos de la ciudad. Se estima que hasta finales de este año se completará la construcción de cercos similares alrededor de otros 11 barrios marginales. Estas obras han sido muy criticadas por los propios vecinos, que las consideran un símbolo de discriminación. No ocurre lo mismo con la más reciente iniciativa, ya que todos los cariocas esperan llenarse los bolsillos gracias al turismo deportivo.

Deja un comentario